Ponte de cabeza y observa 

Sirsasana. Una de mis posturas preferidas de yoga.

No solo por sus muchos beneficios físicos, sino y más que nada porque siento que con esta postura me entregó a ver el mundo de “patas para arriba”.

Siempre estamos condicionando nuestra observación de lo que nos sucede cotidianamente a nuestra misma forma de mirar… de pie, con nuestras estructuras, sin innovar, sin ver más allá y desaprobando lo que viene del resto.

Esta es una buena postura o al menos y para quienes no hagan del yoga su práctica, al menos un hermoso ejemplo de detenernos por un momento y ponernos de cabeza a observar la vida.

Cuando estés en un momento en que te cueste encontrar la salida, ponte de cabeza. Aunque sea con tus piernas en la cama y la cabeza colgando… y, ahora respira y siente… es verdad que nada puede cambiarse o situándote en otra observación el mundo cambia inmediatamente?? 

Habita Consciente, habitando nuevos mundos en Vietnam para seguir floreciendo y abriendo caminos. 
 

Anuncios