Derribando Pre- juicios

Es conocida la frase:
“Lo que opina Juan sobre Pedro dice mas de Juan que de Pedro”… pero…a que se refiere exactamente?
Cuando tenemos delante a una persona que no conocemos o que hemos visto pocas veces, nuestra mente automáticamente nos traslada a esa “Primera Impresión” sobre el otro. Muchas veces esa persona nos hace recordar a alguien que no nos gusta mucho, o viste de igual manera que algún familiar con el que no nos llevábamos muy bien, o su voz se asemeja a la de algún colega del trabajo que nos fastidia bastante el día a día. Tal vez con un simple gesto o palabra de esa persona encapsulamos todo su ser, limitando la posibilidad a ver mas allá de lo visible…
De manera inconsciente y automática conectamos con vivencias y experiencias que habitan en nuestro interior para formar una opinión sobre el otro. 
Justificamos este opinión, diciendo que somos personas muy Intuitivas o sustentándola con pequeñas acciones del otro que solo nos muestran una pequeña parte de lo que es su vida, su vivencia y su historia…
Cuando hacemos esto, que suele ser el 90% del tiempo, pensamos que hablamos del otro… pero en verdad hablamos de nosotros mismos. El otro es un total espejo de nuestra experiencia, de lo que nos ha ocurrido, de situaciones que hemos vivido y hoy esa persona desconocida y ajena a nosotros nos muestra una maravillosa manera de trabajar en nuestro interior. 
Nos solemos distraer… estamos mas en el otro que en nosotros, un ágil juego de esquivar lo que tenemos dentro para seguir trabajando, una fabulosa máscara para no calar profundo en nuestro interior y seguir puliendo nuestras asperezas.
No condicionemos todo el potencial del otro, con meras opiniones nuestras. Seamos responsables de nuestros juicios sobre los que nos rodean y dejemos lugar a sorprendernos con lo que el otro tiene para mostrarnos… quizás ese otro se parezca mucho a nosotros.
Les dejo este comercial conocido de Coca Cola para que refresquemos un poquito el tema de nuestros juicios hacia los otros.
Anuncios