Mas alla de lo visible

Desde que nacemos, la única certeza que tenemos es que vamos a dejar este cuerpo en algún momento de nuestro camino. Algunos antes, otros después… algunos de una manera más consciente sobre la partida, otros, de forma intempestiva… No sabemos que sucederá luego, que nos tocará vivir, que personas aparecerán en nuestro camino… pero sí sabemos fehacientemente que algún día dejaremos este cuerpo que hemos llevado durante algunos pocos o muchos años para siempre… El hecho es inevitable, y aunque queramos escondernos de él, algún día llegará ese momento. Misteriosamente, y siendo un suceso conocido por todos, preferimos darle vuelta la cara y negarlo o minimizar su importancia. Durante años y años trabajamos intensamente en mejorar nuestro cuerpo para lucir “mas bellos y atléticos”, en tener muchos títulos para “ser” más importantes, en trabajar día y noche para conseguir un mejor puesto de trabajo que nos de un mejor salario y posicionamiento social, en llenar nuestro espacio del día a día con entretenimientos que nos hagan sentir que “estamos vivos”, en vestirnos a la moda o comprar objetos caros para sentirnos más valiosos ante el otro…

Nuestra ignorancia consciente ante la muerte de nuestro cuerpo hace que con ímpetu y esmero luchemos por apegarnos fuertemente a todo lo que físicamente vamos construyendo generando frustración, vacío y abismo al encontrarnos de cara con alguna muerte cercana. De repente, algún ser amado desaparece físicamente y todo el castillo de cristal que con tanto empeño construimos, se cae a pedazos… de pronto nada tiene sentido…

La inseguridad sobre nuestro porvenir nos genera un brutal apego a lo que ven nuestros ojos… nos aferramos a personas, a lugares, a cosas materiales, a relaciones, a formas de proceder, cerrándonos en un laberinto sin salida para nuestro ser más luminoso.

La única certeza es la muerte … y de verdad sientes profundamente que alimentar solo lo físico es suficiente? En realidad sientes que debes seguir acumulando riquezas para ser feliz? Sinceramente sientes que la permanencia existe? Cuando logramos aceptar el constante cambio en nuestro interior y en el exterior que nos rodea… cuando logramos desapegarnos de lo que consideramos “parte de nuestra vida” , cuando profundamente sentimos que el presente es el único lugar que existe … cuan libre te sientes? Cuan grande sientes que eres? Cuan feliz sos solo siendo?

 

 

Anuncios