Despertando al niño interior

sambullirse en el cielo.jpg

De niños nuestro ser mas puro se expresa espontáneamente en cada palabra, en cada acción, en cada elección. Es tan sencillo de niños conectar con nuestro corazón, con nuestro sentir, con nuestra intuición… La sonrisa de nuestro niño tan pura y cálida, su mirada transparente y brillante reboza de felicidad y se asemeja al cálido amanecer. Nuestra escencia mas perfecta se expresa con simpleza y seguridad… no hay lugar para la incertidumbre. Dar un paso a lo desconocido es algo natural, nos escuchamos y sabemos nuestros tiempos, nos aceptamos y confiamos en nuestra creación… Miro en retrospectiva y mi corazón se llena de preguntas… cuál fue ese primer momento en que dejamos de escucharnos? En que preciso instante dejamos a ese niño divertido, osado y amoroso de lado? Cuándo sucedió que comenzamos a darle lugar al afuera silenciando nuestro interior? Nos llenamos de miedos imaginarios, nos propusimos dejar de crecer interiormente para competir con algún otro… nos creamos historias sobre nosotros mismos, nos mentimos y nos burlamos de nuestra preciosa sensibilidad. Construimos fortalezas de hierro para aislarnos de nuestra espiritualidad y así poder seguir engañándonos con la construcción de un perfecto mundo material… Con cada ladrillo de egoísmo, nos fuimos separando del otro… con cada pared de orgullo y rencor nos fuimos alejando del amor… con cada reja de temor, fuimos dejando de escuchar nuestro interior… construyendo habitaciones repletas de falsos valores, dejamos de ser fieles con nuestro ser más sutil… edificando columnas que solamente sostuvieran la seguridad económica, dimos lugar a la angustia, la frustración y el inconformismo…                                                                                                                                       Derribando esa morada de ceguera y oscuridad, podremos volver a nosotros mismos; confiando en cada paso que demos desde nuestro corazón, centrándonos en construir hacia dentro para que luego la entrega sea libre y pura… Recordemos a nuestros niños, quitemos de a poco lo que ha entumecido nuestro camino, vivamos con la certeza del que encuentra dentro de si mismo ese ser maravilloso que habita apacible y feliz.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s